Ave del paraíso

Exótica, extravagante, espectacular, original, singular … podríamos seguir con mil adjetivos. Así es la flor el ave del paraíso, bello nombre, hermosa flor.

Sus hojas son grandes y fuertes, un poco ovaladas y parecen de tacto suave. En muchos hoteles se han puesto de moda. A más elegantes, más flores del paraíso. Se pueden ver en la entrada, normalmente sin su flor, porque florecen en primavera, por tanto, solo observamos las hojas, y ellas por si solas, ya proporcionan una elegancia muy especial, y un toque entre exótico y salvaje muy particular. Cuando cruzas un umbral de hotel con dos aves del paraíso a los lados, se siente una sensación muy singular…Probad…

Aunque desde luego, lo más espectacular de esta planta es el tallo que
sostiene nada menos que seis vistosas flores, con sépalos de color anaranjado
intenso, y aquí su propiedad más preciosa y preciada, tiene tres pétalos azul intenso.

Pocas flores existen en el mundo con estas características. Las flores recuerdan un ave y por ello, el nombre de ave del paraíso. No sé por qué pero a mi esa cresta levantada que tiene me hace pensar en una abubilla…y otras…

Pic internet
Pic internet

El nombre científico es Strelitzia Reginae. Mi buen amigo Nikolaus von Thannhausen,
que lo sabe todo de la realeza en Europa, me aclaró un día el origen del nombre. Está
dedicado a la reina Carlota de Mecklemburgo-Strelitz, esposa del rey Jorge III de Inglaterra. Carlota adoraba la botánica y la jardinería, y así, en honor a ella, el marido le dedicó el nombre a la flor. Reginae, pues claro, de reina!


Es una planta de alma cálida. De origen africano, y adora estar expuesta al sol y con buena temperatura. Nada de fríos y heladas, esto no está hecho para la reina del paraíso!

La tengo en el jardín, y avanza muy lentamente en su crecimiento, aunque con decisión y contundencia. Es la variedad enana. A mi abuela le fascinaba. Se lo había escuchado mil veces que le parecía una de las flores más bellas del mundo. Y ciertamente, es difícil encontrar una flor así!

Por cierto, una intimidad. Es hermafrodita. Sí, las plantas son muy divertidas sexualmente. Unas tienen a la vez parte femenina y masculina, otras por separado y algunas…se han transformado de sexo, unas auténticas trans! Pura supervivencia. No en balde, llevan más tiempo que nosotros en el planeta.

Esta que fotografió Nacho Rovira, no sé exactamente dónde la hizo. Voy a conjeturar. En Asia no creo, a menos que fuera a un hotel de lujo y no me cuadra con su concepto de viaje y vida. Creo que probablemente sería en Australia o Nueva Zelanda. Ciertamente hicieron esas plantas un buen viaje desde Sudáfrica. Cómo llegaron? Quien la transportó? Cómo se adaptaron? Realmente la intuición de Nacho Rovira fue certera al proponerme para sus fotografías, el epígrafe “flores viajeras”. Gracias!

Ayer salí muy tarde del trabajo. Era ya de noche. Las luces de la ciudad eran doradas y brillantes. La gente estaba en terrazas con cervecitas, distendida, entre risas y otros, en finos restaurantes, cenando. Me gusta imaginar qué vivencia se celebra. Un rencuentro de amigos? Una confesión de amor? Un aburrimiento total?

Continuaba andando y a su vez, pensaba cómo concluir el relato de la flor del paraíso. Inesperadamente, al pasar por esa tienda de flores en Barcelona que tienen abierto 24 horas, las vi. Inmensas, bellísimas, silenciosas. Las ave del paraíso esperando, hermosas, que alguien las comprara y volar con sus alas verdes a otros espacios…

Fotografía de Nacho Rovira en Alas y Viento! No te pierdas sus viajes por el mundo!