Jardín de Can Fargues en el Paseo Maragall (Barcelona)

Seguro que este jardín hasta en verano es fresco y sombreado. En plena ciudad, al lado de una arteria viaria de tráfico incesante día y noche, tenemos un refugio de naturaleza inesperado.

Como esos jardines ingleses que todo parece improvisado cual salvaje naturaleza, pero en realidad, hay un cálculo afinado, este jardín presenta un espacio de flores y árboles muy agradable por muchas razones: la sombra un tanto húmeda, que ofrece, la pequeña fuente central, el bellísimo tronco dejado como un testimonio de vida…se ha de descubrir lentamente, con pausa…

Ubicado al lado de una recién restaurada y bellísima masia, dedicada ahora escuela de música.

Silencio, pájaros, árboles antiguos…un auténtico placer en el corazón del barrio de Horta.