Té Damphala Fbop

Para EloIsa

Té negro de Sri Lanka. Se ha de preparar como todo té negro a una temperatura de 95 grados y dejarlo infusionar unos 5 minutos.

Está vez me equivoqué y puse demasiado té. Pues paciencia. Hay que repetir el infusionado. Enseguida me doy cuenta cuando no lo hago bien Quizás las prisas, tal vez el cansancio.

Como ya se ha dicho en muchos post, hacer un buen té es cuestión de precisión y exactitud. Medir bien la cantidad de té, escoger la mejor agua y controlar la temperatura. Después la minutación. Un pequeño error en esas partes y el maravilloso aroma que habíamos percibido de la hierba en seco puede convertirse en este caso en un sabor dulce y caramelizado realmente asombroso, o bien en un gusto amargo casi imbebible.

Además también es importante una cierta ambientación. Una flor, por ejemplo.

Y por qué no, una vela encendida que siempre aporta una gran calidez!

Si elegimos una tetera hermosa y un buen cuenco para degustarlo, la suma de placeres visuales va in crescendo.

Hoy no elegí cerámicas, sino cristal, porque a veces me apetece ver el delicado color que toma el agua.

Y para hoy una música bellísima que armoniza estupendamente con este té. El intérprete para mí es el mejor al laúd. Buenas noches, felices sueños.

Este post está dedicado a Elo Isa con quien tengo un té pendiente. Creo que el ambiente relajado y tranquilo de este post le gustará!